Sorteos de Navidad
28 noviembre, 2017
Voluntariado en el extranjero
8 consejos para hacer voluntariado extranjero
18 diciembre, 2017
Historia del inglés

Aprender un idioma, como el inglés, no sólo consiste en estudiar su gramática o saber cómo dar los buenos días; uno de sus aspectos más interesantes reside en descubrir la historia de su origen y evolución. Ello resulta de gran ayuda para la comprensión del propio idioma.

La historia del inglés como lengua se divide, académicamente, en tres periodos bastante definidos en el tiempo. Y el comienzo se sitúa a mediados del siglo V, con el nacimiento del inglés antiguo.

Old English (siglos V a XII)

A diferencia del castellano, derivado del latín, el inglés es una lengua germánica. Su origen arranca con la llegada a Bretaña de tres tribus, anglos, sajones y jutos, originarias de la región que hoy ocupan Dinamarca y el norte de Alemania.

Las tres compartían dialectos muy similares, pero la denominación del inglés y de Inglaterra se heredó de la primera, los anglos, que llamaban a su territorio Englaland, y a su lengua Englisc.

Por entonces la población britana empleaba un lenguaje celta, pero a causa de estas invasiones la mayoría se desplazó al territorio de las actuales Gales, Escocia e Irlanda.

Aunque hoy en día incluso a un inglés le costaría mucho entender esa versión inicial del lenguaje –tanto en la construcción gramatical como en el sonido–, alrededor de la mitad del vocabulario que se emplea en la actualidad proviene de esta época.

Middle English (siglos XII a XVI)

En el año 1066 da comienzo la invasión de Inglaterra bajo las órdenes de Guillermo el Conquistador, duque de Normandía, un vikingo francés que destronó a un vikingo escandinavo.

Efectivamente, desde el siglo IX las incursiones vikingas a través del canal de la Mancha fueron habituales, hasta tal punto que se establecieron asentamientos desde el norte de Escocia hasta York.

Los normandos instauraron su idioma –el francés– en la corte y entre las clases dominantes. Tras una época de división lingüística, el inglés acabó por prevalecer en Bretaña durante el siglo XIV, tras haber ido incorporando vocabulario de origen francés en el proceso. Ese lenguaje resultante se denomina inglés medio.

Early Modern English (siglos XVI a XIX)

En el siglo XVI comenzó la expansión de lo que se convertiría más tarde en el Imperio Británico. Al reino llegaban cada vez más influencias del extranjero, un flujo estimulado por la invención de la imprenta. Además, el Renacimiento impulsó el aprendizaje de las culturas clásicas.

Con la difusión de la literatura, la gramática comenzó a estandarizarse, y en 1604 se publicó el primer diccionario de inglés. Y como la mayoría de imprentas se ubicaban en Londres, el dialecto de la zona fue el que se estableció como estándar. Por eso hubo también un cambio muy distintivo en la pronunciación, acortándose el sonido de las vocales.

Late Modern English (siglo XIX al presente)

La principal diferencia entre el inglés moderno temprano y el tardío o actual reside en el vocabulario. Dos factores influyeron en la inclusión de una gran cantidad de nuevas palabras; la Revolución Industrial, y la necesidad de crear términos para denominar a las tecnologías incipientes; y la consolidación del Imperio británico, cuya extensión abarcaba múltiples culturas, que acabaron influenciando al inglés.

Inglés americano

La colonización inglesa de Norteamérica, a comienzos del siglo XVII, supuso la ramificación del inglés en una variante americana. Y en cierta medida, el inglés americano guarda más semejanza con la lengua de Shakespeare que el inglés británico actual.

Esto es debido a que Estados Unidos permaneció más aislado que Inglaterra durante los siguientes siglos. Así que en realidad muchos americanismos del inglés son expresiones conservadas del inglés medio.

Eso sí, también tuvo influencias propias tanto del castellano como del francés y de algunos idiomas africanos, que posteriormente también se trasladaron al inglés británico.

En la actualidad es posible que el inglés de Estados Unidos sea el más extendido, por la influencia cultural del cine y la música. Pero existen muchas variantes por todo el mundo, como en Canadá, Australia, Sudáfrica, India o el Caribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 759 81 52